Asesoría de confianza desde 1993

La Patronal Da Por Fracasada La Negociacion Sobre La Reforma Laboral Y Emplaza Al Gobierno A Que Legisle

Temas

11/01/2012 · Noticias ADM

El vicepresidente de la CEOE y presidente de CEIM, Arturo Fernández, cree que el Gobierno deberá legislar sobre la nueva reforma laboral sin esperar a un acuerdo entre patronal y sindicatos, pues las posturas de ambas partes están "bastante alejadas".

Tras el fracaso de su última reunión, los agentes sociales han pedido más tiempo para negociar, pero el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha adelantado al 15 de febrero la fecha límite para legislar la reforma.

Fernández, en declaraciones a TVE, se ha mostrado "pesimista" sobre las posibilidades de que puede alcanzarse un pacto social. "Hemos intentado llegar a acuerdos con los sindicatos, pero no estamos llegando a pactos importantes para la reforma laboral que están pidiendo empresarios, trabajadores, y que se nos pide desde fuera", ha subrayado el vicepresidente de la CEOE.

Sin embargo, la ministra de Empleo, Fátima Báñez, ha insistido en que patronal y sindicatos siguen "teniendo tiempo esta semana" para cerrar lo que tienen pendiente, aunque de momento sólo puede valorar los acuerdos secundarios contemplados en el documento que firmaron CEOE, CCOO y UGT.

Por su parte, el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, considera que la reforma laboral debe servir "para que sea mucho más fácil contratar que despedir" y asegura que se buscará el "máximo consenso" para sacarla adelante.

PIDEN UN DESPIDO MAS BARATO

El vicepresidente de la patronal cree que no hay que andarse ya "con paños calientes". "Creo que el gobierno no va a tener más remedio que legislar una nueva contratación. Tiene que hacer un cambio profundo del mercado de trabajo porque, si no lo hace, seguiremos con esos cinco millones de parados", ha asegurado el vicepresidente de la patronal española.

Arturo Fernández ha insistido en la necesidad de poner en marcha un contrato indefinido, con una indemnización por despido improcedente de 20 días por año trabajado, con un límite de un año, y de que las empresas puedan congelar los salarios de sus trabajadores durante este año y el próximo.

 

 

Fuente: www.elmundo.es

¡Compártelo!